Día 58: El alegato que no fue, por Pablo Ferreyra*

Crónica de un alegato

8:02 AM, en casa: Mi último tweet en la cuenta @PabloRFerreyra refleja toda mi expectativa y la de mi familia; dice así: “Saliendo para Comodoro Py #JusticiaxMarianoFerreyra #FuePedraza #PerpetuaaPedraza”

8:45 AM, Comodoro Py:
 En esta mañana calurosa, la atmósfera general desborda de ansiedad. Miles de militantes en las puertas de Comodoro Py agitan banderas con la cara deMariano Ferreyra. Consignas de perpetua y cánticos completaban el panorama. Los medios hacen guardia, mientras muchos compañeros del Partido Obrero, de Marea Popular, del Gleyzer, de UTE, de H.I.J.O.S., del Santillán, etcétera, nos dan la garantía de que esta va a ser una jornada de lucha para reforzar el trabajo de los abogados y de la familia en el día del primer alegato.

9:00 AM, Tribunal Oral Criminal 21; Los abogados de la familia:
 El reputado abogado Alberto Bovino y los jóvenes abogados del CELS, Maximiliano Medina y Marcos Kotlik (secundados por Ezequiel “Pachu” María), llegan tempranísimo y ultiman detalles para comenzar con el extenso alegato en el que trabajan hace casi un mes, y que se llevaría de un tirón todo el día. Nueve, diez horas de relato que solamente sería interrumpido por el receso del almuerzo. El relato (un pormenorizado racconto a través de los hechos y las responsabilidades) será acompañado por material audiovisual.

9:30 AM, TOC 21: Prefectura organiza el ingreso a la sala. Compañeros del Partido Obrero ocupan sus lugares junto a los testigos que ayudaron a acumular la prueba suficiente para tener en el banquillo de los acusados al líder sindical José Pedraza, su segundo Juan Carlos Fernández, la patota ferroviaria y la policía federal acusada de liberar la zona del crimen. Roberto  Baradel, de SUTEBA y el Beto, Roberto Pianelli, del Sindicato del Subte, se acomodan en primera fila junto a familiares y amigos. Aguardamos, charlando, la llegada de Rubén “Pollo” Sobrero, histórico dirigente ferroviario opositor a Pedraza y testigo en la causa.

10:00 AM, TOC 21: El comisario Hugo Lompizano, imputado en esta causa, no está presente. Su abogada avisa que está en San Martín de los Andes. Ni la parte acusadora ni la fiscalía, ni mucho menos el Tribunal, fueron notificados de esta decisión de Lompizano.

11:20 AM, TOC 21: Nuestra querella, evaluando los posibles pedidos de nulidad y los riesgos de que se viera debilitado el alegato más importante del juicio, decide posponer el debate. Además, junto con la fiscalía y la otra querella pedimos la búsqueda y paradero de Hugo Lompizano.

Maldito Policía. Un perfil de Lompizano

Pasado a disponibilidad en marzo del 2011, Lompizano se desempeñó, en sus últimos momentos en la fuerza, como Superintendente de Seguridad Metropolitana de la Federal. Sin adelantar mucho, puedo anticipar que su nombre aparece decenas de veces en el alegato de nuestra querella, por ser él quien dirigiera la Dirección General de Operaciones en el momento del asesinato de mi hermano. Pero el maldito policía tiene más mugre debajo de las uñas: la represión fatal del Parque Indoamericano se cruza en su prontuario y, por supuesto, la mancha que lo hizo tigre, que fue cuando hizo la vista gorda en un mega-allanamiento a varios prostíbulos. La única fuerza de seguridad que no se hizo presente en este operativo fue la que estaba a cargo suyo, la federal.

Lompizano es el siniestro editor que, estando a la cabeza de la DGO, cortó, como las tijeras de la censura del proceso, parte del registro fílmico de la cacería que  emprendió la patota asesina contra Mariano y sus compañeros. Hugo Lompizano fue el polícia que “puenteó”, con teléfonos que impiden el registro de conversaciones, las charlas que se producían en el momento de este ataque fatal, entre él y sus subordinados.

El imputado que no fue

Hugo Lompizano nos faltó el respeto a los familiares, testigos, militantes, a Elsa Rodriguez (que con mucho esfuerzo vino a participar del alegato) y al tribunal; y, además, subestimó a laJusticia que lleva adelante este juicio histórico. Como recompensa por su manejo impune, el Tribunal Oral Criminal 21 ordenó el arresto del ex policía, que gozaba del privilegio de la libertad, y ordenó la “caución institucional”, encargándole al Ministerio de Seguridad que garantice  la comparecencia de los otros seis policías, complicando así la situación de  sus compañeros que también se encontraban en libertad.

El próximo martes 19 se reanuda el proceso judicial. Al igual que hoy, estamos preparados para poner el cuerpo y la astucia para demostrar la responsabilidad intelectual de José Angel Pedraza en el crimen de mi hermano. Nuestro alegato dejará claro que  la “pata” policial, es decir la zona liberada, es el elemento que aglutina negociados, tercerización, poder político y patotas sindicales. Nosotros sabemos quién asesino a Mariano. Lompizano también lo sabe.

*Publicado originalmente en Minutouno.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s