Día 41: La policía (cómplice), que no sabe y no contesta

La audiencia número 41 del juicio contra José Pedraza y otros por el asesinato de Mariano Ferreyra y las lesiones a Elsa Rodríguez y otros compañeros se encuentra en una etapa decisiva hacia la demostración de la complicidad e inacción de la Policía. En las últimas audiencias se suceden los testimonios de los uniformados no imputados que se encontraban en las inmediacion

es de los sucesos del 20 de octubre en Barracas. El denominador común entre sus declaraciones es la imprecisión y la vaguedad o nulidad de sus recuerdos. Tal es así que la fiscal se vio tentada de “alojar en alcaldía” a uno de los testigos para ver si “refrescaba su memoria”.e su

Hay algo que no logran evadir ni evitar los abogados defensores de la Policía: la jerarquía ha sido establecida y, de a poco, los efectivos van dejando pequeños detalles de todo lo que “decidieron” no hacer en aras de un crimen que contó con la anuencia de las fuerzas represivas del Estado.

El primero en declarar en Comodoro Py fue Marcelo Reppetto, jefe de la zona de Avellaneda y encargado de “observar” lo que ocurría ese día en inmediaciones de la Estación zonal. El testimonio de Reppetto solo sirvió para confirmar que el policía a cargo era en imputado Mansilla, puesto que a él es a quien nombró como “responsable”, mientras que los otros declarantes suelen asignarle tal cargo a Premuda, un efectivo fallecido antes del inicio del juicio.

Por otro lado, dejó en claro que su “labor” concluyó cuando los manifestantes cruzaron el Puente Bosch y que, aún cuando había visto pedradas y violencia latente, decidió no tomar parte ni avisar(?). Luego se desdijo, cuando aseguró que avisó a la División General de Operaciones y esta a la Comisaría 30. Tampoco recordó ni explicó sus comunicaciones posteriores con Catalán y el subcomisario Garay, ambos implicados en la causa.

A continuación subió a declarar el subcomisario bonaerense Alfredo de Luccio, que en su ya intrascendente desmemoria dejó en claro que la “policía reprimió a los manifestantes en las vías antes de cruzar el puente”. Lo que no supo precisar es que, en realidad, la represión de la bonaerense se dio en territorio de la CABA.

En el receso se supo lo más importante de la jornada: Pedraza fue procesado doblemente. A la causa del asesinato se le suma la de las presuntas coimas a la justicia para evadir las responsabilidades. La Sala Sexta de la Cámara del Criemn procesó además al ex agente de inteligencia Juan José Riquelme; el ex empleado de Casación Luis Ameghino Escobar, al contador de la UF, Ángel Stafforini y al ex juez Octavio Aráoz de Lamadrid.

Luego, por la tarde, fue el turno de los oficiales Juan Carlos Velazco, Julio Fava, Jorge Toncolo y Omar Povolo. Ninguno aportó datos de relevancia –salvo que vieron llegar a los micros con los barrabravas y Favale- y dejaron en evidencia la inacción, la falta de respuestas -la falta de voluntad para responder, mejor dicho- y la complicidad con su superiores y colegas imputados. Hacia el final hubo algún momento distendido, en los que el Tribunal hizo saber su descontento con la falta de memoria de los oficiales: “Usted debe ir mucho al baño, que no recuerda nada de ese día”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s