Día 27: La Unión Ferroviaria en manos de una mafia burocrático-empresarial

Una cuñada de José Pedraza dirigía la empresa Unión del Mercosur, que proveía a la Ugofe trabajadores tercerizados, en negro. Sobrinos del capomafia de la Unión Ferroviaria eran directivos de esa misma compañía, y el contador del gremio, Ángel Stafforini —procesado en la causa de las coimas a jueces para lograr la excarcelación de su jefe— era asesor de esa y otras “cooperativas”, además de ser vicepresidente del Belgrano Cargas. Así lo señaló en la audiencia de este lunes 15 el testigo Roberto Menón, contador de tres de esas cooperativas fraudulentas y está ahora contratado por el Belgrano Cargas.

El hombre indicó que Silvia Coria, cuñada de Pedraza, estaba al frente de Unión del Mercosur, y que él trabajaba para esa empresa en “San José 583, un edificio que pertenece a la esposa de Pedraza, Graciela Coria, y donde se llevaba la contabilidad de esas cooperativas que supuestamente no dependían del gremio ferroviario, porque sus afiliados (de la UF) son de planta permanente de los ferrocarriles”.

Menón añadió que Unión del Mercosur tenía en su directorio a jefes de la UF, y que un sobrino de Pedraza, Maximiliano, era administrativo allí. El contador del sindicato y vicepresidente del Belgrano Cargas, Ángel Stafforini, era “asesor” de esas empresas. Stafforini, como se sabe, está procesado sin prisión preventiva en otra causa, que investiga el ofrecimiento de sobornos (“50 mil de los verdes”, dice Stafforini en una escucha telefónica) a jueces de la Cámara Federal de Casación para obtener la excarcelación de Pedraza y otros mafiosos detenidos por el asesinato de Mariano. Como se ve, esta gente fue a asesinar trabajadores para defender un enorme negocio sucio, hecho a costa de la superexplotación y el robo de salarios obreros.

Por cierto, los tipos no estaban solos en ese negocio infame. Cuando se le preguntó a su momento al testigoEduardo Pereyra, del Comité Gerencial de la Ugofe Roca, por qué los trabajadores tercerizados no pasaban a planta permanente a pesar de sus reclamos, contestó simplemente: “Porque la Secretaría de Transporte no lo autorizaba”. Lo explicitó así: “Se contrataba personal si la Secretaría de Transporte lo autorizaba. Luego, la lista de postulantes la presentaba la Unión Ferroviaria”.

Añádase a eso que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, fue abogado y compinche de Pedraza, y que varias escuchas telefónicas lo encuentran asesorando al criminal para eludir la persecución penal, y se tiene el cuadro completo de una mafia en el sentido estricto del término: una sociedad de crimen organizado vinculada y protegida por el poder del Estado.

Pereyra señaló además en su declaración que “todas las incorporaciones a planta debían ser autorizadas por la subsecretaria de Transporte”, en ese entonces dirigida por el funcionario y hombre de La Fraternidad, Antonio Luna.

“Le avisamos a la Policía Federal un día antes que habría un corte de vías”

Pereyra, por otra parte, recordó que el 20 de octubre de 2010 –día del asesinato de Mariano- estaba en el congreso anual de Latin Rieles, “al que concurre todo el mundillo ferroviario”. Dijo que “ese congreso se solía hacer en un hotel, pero ese año se hizo en la UF, en un auditorio que poco antes había inauguradola Presidenta (Cristina Fernández)”.

Pero sobre todo reveló que mantuvieron un diálogo con la Federal el día anterior al asesinato de Mariano, poniendo en foco el entramado cómplice entre las partes investigado por la Justicia. Esa Federal que, precisamente, está en el banquillo acusada no solo por liberar la zona sino por ser cómplice en el crimen: “Sabíamos que iba a haber un corte de vías. El día anterior tomamos algunas medidas. Entre otras, avisarle a la Policía Federal”. Más aún, el diriectivo de Ugofe sostuvo que “las medidas preventivas” que dispusieron “frente a la posibilidad del corte de vías”, las tomaron “en el comité gerencial”. En ese punto, el gerente del Roca indicó que “el jefe de seguridad, comisario Vitali, informó que Policía Federal había comprometido 50 efectivos para el 20 de octubre de 2010″.

Otro de los testigos que declaró fue José Scacchi, directivo de Ugofe San Martín, que también estuvo presente en el Congreso de Latin Riels realizado el 20 de octubre. Sostuvo a su turno que “las cuestiones gremiales las tratábamos con Juan Carlos Fernández (número dos de Pedraza) y Matarazzo”. Este último, es secretario de Finanzas de la UF y directivo de Unión del Mercosur.

Luego declaró Joaquín Acuña, directivo de Metrovías que entre 2004 y 2010 se desempeñó en Ugofe y reconoció que varias tercerizadas eran de los propios dueños accionarios de la empresa. Roggio, Romero y demás. Seguido fue el turno de Marcelo Hernandorena, un ferroviario que compartía flota de teléfonos con el imputado -y antiguo delegado gremial- Gustavo Alcorcel. Fue éste quien lo convocó para acudir el 20 a las vías, ya que él no había ido a trabajar. Luego la declaración de Hernandorena, que no había declarado en la instrucción, fue confusa y contradictoria, al punto de que el presidentre del tribunal decidió interrogarlo por sí mismo. Para el final, ante la exhibición de videos, quedó una sorprea: Hernandorena estuvo en Barracas y en un video aparece saludando a Cristian Favale. La teoría del “loco suelto” se desvanece una y otra vez. El testigo podría ser imputado en el futuro.

También declaró el gerente de Ugofe Carlos Forli, que volvió a reconocer que la empresa sabía del corte y de las licencias para “frenar” el corte. Por otro lado, mientras negó tener conocimiento de los negocios de la UF con las tecerizadas, reconoció su firma en un acta de mayo de 2008 en la que, junto a la firma de Pedraza, habilitan a UGOFE a contratar tercerizadas y rubrican que los trabajadores tercerizados NO son considerados ferroviarios.

“Nos gritaban ‘aguante Pedraza, los vamos a matar’”

Para el final quedó un nuevo repaso de los hechos, en la voz de Pablo Chamorro, militante de la CTD Aníbal Verón que participó de la movilización del 20 de octubre. Aportó un dato nuevo, sobre la policía: en un momento llegó un patrullero, bajó un policía “y habló con el abogado Mendieta, que le contó lo que había pasado”. El policía se rió y se fue.

A días de los dos años del crimen de Mariano, el relato que sigue de Chamorro sigue estremeciendo, y evidencia la acción criminal de la patota al momento del ataque:

“Mariano Ferreyra estaba a un metro detrás mio. Vi a una persona de remera oscura que salió de atrás de un auto rojo y empezó a disparar. Tiró como 10 o 12 disparos. Fue lo que escuché. El lugar es muy cerrado y retumbaba mucho. No sé si todas las detonaciones fueron del mismo arma. Pero fue la única persona armada que vi. Luego lo vi a Mariano herido. Lo estaba ayudando un compañero de Convergencia (Socialista). Retrocedí corriendo y me encontré a Elsa (Rodríguez) tirada, sangrando. Cuando marchábamos, ellos nos gritaban ‘putos’, ‘aguante Pedraza’, ‘los vamos a matar’, ‘aguante la Uocra'”.

Declara Severo

En la audiencia de este martes 16 declarará Enrique Alfonso Severo, el ex gerente de Ferrobaires que estuvo secuestrado casi un día para impedir que diera testimonio ante el tribunal. Severo estará entre los primeros en declarar a partir de las 10 de la mañana en Comodoro Py.

Según dijeron fuentes tribunalicias a El Diario del Juicio, no está previsto ningún operativo especial de seguridad para proteger a Severo más allá del rutinario, por el cual los testigos tienen custodia de Gendarmería desde el día anterior a su declaración.

Severo, ex directivo del ferrocarril y vinculado desde siempre con la burocracia empresarial de la UF, evidentemente sabe demasiadas cosas y por eso tantos esfuerzos por acallarlo. El 21 de octubre de 2010, al día siguiente del asesinato de Mariano, su casa fue baleada. Ahora, el 3 de octubre de este año, fue secuestrado. Según dijo, los secuestradores le advirtieron: “Dejate de joder con el ferrocarril”. Entre otras cosas, Severo dice saber dónde se guardaban armas en la estación Constitución, y que los matones de la UF “practicaban tiro todos los días” en los galpones del ferrocarril.

Como bien dijera Beatriz Sarlo en una entrevista con El Diario del Juicio, es un quiebre histórico que la movilización popular haya logrado sentar en el banquillo de los acusados a toda esta podredumbre. Sin embargo, la lucha no ha hecho más que empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s