El ‘renunciado’ Luna y el juicio por Mariano

El subsecretario de Transporte Ferroviario, Antonio Luna, presentó hoy su renuncia al cargo por pedido del ministro Florencio Randazzo. La versión oficial acusó una “reestructuración” del área de Transporte para justificar el desplazamiento. Sin embargo, el asunto es mucho más complejo.

Luna es un hombre del gremio La Fraternidad y fuertemente vinculado al titular de la Unión Ferroviaria, José Pedraza. Su rol en la subsecretaria de Transporte fue, ni más ni menos, que articular el entramado mafioso entre el Estado, las empresas concesionarias y la burocracia sindical en el negocio de la tercerización laboral.

Al momento del asesinato de Mariano, el 20 de octubre de 2010, el funcionario fue rápidamente sindicado por los trabajadores como uno de los responsables de ese régimen laboral nefasto y de las patotas que operaban en el Ferrocarril para preservarlo. Algunos testigos indican, inclusive, que su hijo habría participado de la barra que mató a Mariano.

Fue la decisión política del gobierno de mantenerlo en el cargo lo que impidió que la investigación judicial llegara hasta él y Schiavi, entonces Secretario de Transporte. Algo similar sucedió con los directivos de la empresa UGOFE, a la cual el gobierno le sostuvo la concesión en la Línea Roca y luego ‘benefició’ con la entrega del Sarmiento y el Mitre.

La ‘gestión’ de Luna tuvo su máxima expresión en la masacre de Once que dejó 51 muertos y cientos de heridos (heridos es un eufemismo que usan los medios para personas que tuvieron que ser amputadas, por ejemplo). Lo ocurrido en la estación fue el resultado de un proceso continuo de vaciamiento en detrimento de trabajadores y usuarios, para beneficiar a las empresas parasitarias como el grupo Cirigliano, que no podría haber actuado jamás sin la complicidad del Estado.

La renuncia de Luna llegó poco después de otra dimisión: la de Antonio Sícaro, el ex titular de la CNRT y ascendido por Randazzo, quien debió abandonar el puesto por el repudio de los familiares de la masacre de Once y porque era solo cuestión de tiempo su procesamiento en la causa por el accidente ferroviario.

En ese cuadro, la salida de Luna no fue parte de ninguna “reestructuración”, sino que estuvo vinculada a su inminente procesamiento en esta misma causa. Lejos de remover a estos mafiosos, el gobierno apostó a sostenerlos cuanto pudiera.

Casi como si fuera una cosa del destino, finalmente, Luna tuvo que dejar su cargo cuando se esta desarrollando el juicio a una parte de los responsables del asesinato de Mariano. Quizás sea una señal que, dentro de no tanto, sean sentados en el banquillo de los acusados Schiavi, Luna y la UGOFE por la responsabilidad que les compete en este crimen contra el pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s