Entrevista a Jorge Hospital*

Jorge Hospital trabaja en la linea General Roca y es dirigente de la agrupación Causa Ferroviaria-Mariano Ferreyra. Junto con el militante asesinado del Partido Obrero llevó adelante el proceso de organización de los tercerizados que la patota de Pedraza intentó ahogar con sangre.

“Yo creo que los testimonios que se han ido acumulando de los que han tenido presencia en el lugar han sido demoledores. Ha quedado completamente descartado que haya habido un enfrentamiento: es muy claro que la barra que armó la Unión Ferroviaria para enfrentar a los tercerizados y despedidos tenía planificado un ataque deliberado como el que se vio”, explica el dirigente respecto de la marcha del juicio.

Según Hospital, los testimonios permitieron establecer “que los manifestantes se estaban retirando del lugar” cuando fueron atacados.

“Antes del testimonio de las víctimas y la querella, tuvieron su oportunidad de declarar los detenidos y no lo hicieron porque no tienen elementos para responder a la abrumadora cantidad de pruebas en su contra y, a su vez, no quieren incurrir en contradicciones entre ellos mismos. A esta altura nos da la impresión que la imputación de la parte de la acusadora y el pedido de perpetua está cada vez más sólido”, aseguró el militante de izquierda.

¿Crees que se va a poder comprobar la autoría intelectual de Pedraza?

JH: Mira, como ya consta en el propio expediente, sin el consentimiento de Pedraza no se hacía nada en la Unión Ferroviaria. Y en la línea Roca tenia que tener también la aprobación de Juan Carlos Fernández que era el Directivo que venia de esa línea. Ni Pablo Díaz, que aparece como el principal instigador de la patota, ni el resto de sus integrantes, podría haberlo hecho sin el consentimiento de ellos. En las comunicaciones que tuvieron durante el transcurso de la jornada era monitoreado por la jefatura de la UF.

Creo que el vínculo tan indeleble, tan plasmado en la causa que es imposible que traten de desvincularse de esta acción, más cuando es el mecanismo que la patota viene aplicando en todos lados, como se vivió con los tercerizados de Comfer y Herso cuando luchaban por la planta permanente. Es un mecanismo sistemático que ha usado la burocracia sindical por lo cual considero que la condena a la patota y la condena a la máxima jerarquía de la UF va a ser un golpe no solo para la conducción del gremio, sino para toda la burocracia sindical.

¿Cómo se vive el juicio contra Pedraza dentro del ferrocarril?

El juicio en el ferrocarril se vive como que se está jugando el destino del gremio y de la situación de los trabajadores, a partir de la condena que surja. Los compañeros han visto que, después de dos años de la masacre donde mataron a Mariano e hirieron a Elsa y de toda una campaña de la Lista Verde o los intentos por coimear a la Cámara de Casación con fondos del Belgrano Cargas, el poder de esa mafia sindical sigue en pie.

La expectativa de los trabajadores está en que una condena a perpetua sea un puntapie para cambiar la situación dentro del gremio y la conducción de los trabajadores, que durante años debieron estar arrodillados frente a los representantes sindicales para lograr un ascenso, una nueva categoría o que un familiar entre al ferrocarril, es decir, todo el entramado clientelar que montaron durante muchos años. Es decisivo el transcurso de este juicio para el trabajador ferroviario porque una condena a la patota puede empezar a cambiar las cosas.

*Realizada por Ezequiel Dolber para Infonews.com y cedida para el Diario del Juicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s