Los “Favale” de la 12 se tirotearon en una autopista

Los barrabrava y el “sottogoverno”

Por A. Guerrero

Los “Favale” de la barra de Boca se tirotearon entre ellos en la autopista Rosario-Santa Fe, en un hecho que viene a develar, una vez más, el entramado mafioso de las barras bravas con la política, con el crimen organizado desde el poder del Estado.

Los “muchachos llenos de pasión” de la Presidenta, esos tipos trepados a los para avalanchas que ella decía admirar en la cancha de Gimnasia, son, sin embargo, poco pasionales: pelean, matan y mueren por dinero. En el caso de Favale, por un puesto de ñoqui en el ferrocarril, manejado en gran parte por los criminales de la que Aníbal Fernández llamó “columna vertebral” del gobierno. En otros casos, como el de los jefes de La 12, los enfrentados Rafael Di Zeo y Mauro Martín, por mucho dinero. Ellos son la expresión más brutal de otras luchas que se desenvuelven en los riñones del poder político. Por ejemplo, la disputa de perros del gobierno nacional con el de la provincia de Buenos Aires por el control de los juegos de azar; y con Mauricio Macri y Daniel Angelici, el Cristóbal López del macrismo.

“Esto es un negocio, papá ¿Sabés la plata que da la seguridad en el deporte? Fortunas”, declaró hace poco Di Zeo, quien acaba de zafar de un pedido de condena a once años de prisión. “La gente (por los políticos) me ve como representativo para hacer cosas: hoy para parar un quilombo y mañana para otra cosa. Y eso me lo gané por ir siempre a la cancha (…) yo tengo los teléfonos del poder”, agregaba Di Zeo.

Ahora bien ¿qué teléfonos tiene Di Zeo? ¿Y su enemigo Mauro Martín?

De traidores y algo más

Marcelo Mallo, jefe de esa asociación de barrabravas K que es Hinchadas Unidas Argentinas y matón al servicio de Alicia Kirchner, explicó no hace mucho: “Di Zeo ya participó como invitado en un acto preelectoral de la Juventud Peronista Bonaerense (JP) en Francisco Solano, donde fue acompañado por su hermano Fernando. Esa noche también pasó por ahí José Ottavis (La Cámpora), secretario general de la JP” (Tribuna de Periodistas, 12/7).

Mallo, y también Di Zeo, siguen la línea que les marcan Rudy Ulloa, el ex chofer de Néstor Kirchner devenido en empresario poderoso, y Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica de la Presidencia. Mallo, además, fue quien hizo el contacto entre Alicia Kirchner y el narcotraficante Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, candidato a intendente de San Martín por el Frente para la Victoria hasta que fue detenido por su comercio con estupefacientes. Caído en desgracia, ahora “Mameluco” ha debido resignarse a integrar el Vatayón Militante de La Cámpora dentro del penal.

Di Zeo, en las elecciones del año pasado, puso a su gente a trabajar para la campaña de Cristina Kirchner, y él mismo estuvo en actos de campaña del oficialismo aunque siempre se ubicó, prudentemente, lejos del palco. El sector de La 12 que le responde se dedicó también a hacer pintadas y colgar pasacalles.

Cuando Di Zeo cayó preso, su lugar fue ocupado por Mauro Martín, que había sido su segundo. Un “traidor sin códigos”, según la gente de Di Zeo, porque aprovechó todo lo que había aprendido de su ex jefe para quedarse con el gran negocio de la barra, que incluye desde la participación en la seguridad privada del club hasta el trabajo de los cuida coches en los días de partidos y la venta de todo tipo de sustancias en las tribunas y fuera de ellas, siempre bajo protección de los dirigentes y de la policía.

Martín encontró rápidamente el respaldo del actual presidente de Boca, Daniel “el Tano” Angelici, empresario de la timba, sobre todo tragamonedas y bingos, ex radical y actual seguidor de Mauricio Macri. Angelici, además, tiene vínculos aceitadísimos con Enrique “Coti” Nosiglia, quien habla casi a diario con Macri, y con el capo gastronómico Luis Barrionuevo.

La guerra de los bingos

Como se sabe, buena parte de la pelea feroz entre la Casa Rosada y Daniel Scioli tiene de trasfondo los miles de millones de pesos que mueve la timba en la provincia de Buenos Aires. Scioli tenía en ese sentido un acuerdo con la firma Boldt, competidora acérrima de Cristóbal López y, por lo tanto, enemiga declarada del gobierno nacional. Scioli aceptó desplazar a Boldt pero, a cambio, empezó a negociar con Angelici; por ende, con Macri.

Angelici está asociado en el negocio del escolaso con Daniel Mautone, y ambos ya negocian con La Plata una licencia por 15 años que les aseguraría un ingreso limpio de 1.500 millones de pesos en el próximo lustro. A ese acuerdo, por supuesto, se opone terminantemente el vicegobernador Gabriel Mariotto, porque él es el Cobos de Scioli y juega para la Rosada.

Actualmente, Angelici-Mautone controlan en la provincia el 20 por cientos de los slots (máquinas tragamonedas), y tienen instalados bingos en Pergamino, Chivilcoy, Ramallo y en varios puntos de la costa atlántica. Como ha dicho el legislador Walter Martello (Coalición Cívica), “Angelici ya es el Cristóbal López de la provincia de Buenos Aires”.

Esa es la gente al servicio de la cual pone sus matones Mauro Martín, mientras los de su rival Di Zeo son fuerza de choque del kirchnerismo.

Una parte de esa pelea fue la que se libró a tiros en la autopista Rosario-Santa Fe.

En definitiva, todo este entretejido penumbroso trae el recuerdo del “sottogoverno” al cual se refiere Hans Magnus Enzensberger en su libro Política y delito: “La palabra sottogoverno (…) significa tanto como ‘el gobierno detrás del gobierno’; o sea, un gobierno contra el pueblo, un gobierno invisible, una especie de mafia legalizada, una parodia macabra de un Estado que sólo es órgano ejecutivo de gentes que se esconden en la penumbra”.

Aunque, debe admitirse, el “sottogoverno” en la Argentina es más visible cada vez. Por lo menos, la movilización popular ha hecho que una parte de él esté sentada en el banquillo de los acusados en los tribunales de Comodoro Py.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s