Entrevista a Herman Schiller*

“Es un juicio político, se está juzgando un sistema” 

Entrevistamos a Herman Schiller, periodista que es censurado pero no se autocensura. Franco como siempre, nos brinda su opinión sobre el caso Mariano Ferreyra y nos da todo su apoyo militante para que logremos justicia.

 

-¿Qué cobertura periodística de crímenes políticos recordás?

-Creo que la mayoría de los crímenes políticos los he cubierto, desde Felipe Vallese en adelante. Lamentablemente, hay una larga historia de crímenes y torturas a militantes del campo popular.

-¿Qué similitudes o diferencias encontrás con otros casos?

-Le encuentro similitud al caso de Rosendo García, que Rodolfo Walsh como periodista, explicó tan bien en su libro: ¿Quién mató a Rosendo? También fue un crimen ejecutado por una patota sindical, afín al régimen. Era una burocracia sindical que asesinaba a quien quería salirse de esa burocracia. Y Mariano Ferreyra era un representante de las nuevas circunstancias del movimiento obrero: la creación de sectores antiburocráticos que se oponen tanto a la burocracia sindical como a la patronal.

-¿Cómo viste la cobertura de los medios del caso Mariano Ferreyra?

-Los medios del sistema (monopolio Clarín y La Nación y monopolio K) hicieron y hacen lo de siempre, tapan que en este caso se está juzgando al sistema. Me acuerdo de que Clarín en el caso de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán tituló algo así como: la crisis produjo dos muertes más. Lamentablemente el periodismo nuestro, el de los medios alternativos, está en pañales porque está disperso y porque los monopolios mueven la opinión pública. Así como los sectores antiburocráticos se fueron abriendo camino, lo mismo tiene que hacer el periodismo alternativo, contestatario. Sería bueno que exista un único periódico de izquierda, que se abra camino en las masas.

-678 siempre se adjudica el nombre de periodismo militante…

-Periodismo militante somos nosotros. Ellos se autodefinen militantes del campo popular, lo que no son. Son burdos periodistas del sistema bien pagados.

-¿Por qué crees que Pedraza está preso?

-Está preso por la evidencia, la acción del Partido Obrero, los abogados y la movilización popular. Tengo la sensación, puedo equivocarme, que a Pedraza el régimen le soltó la mano, que es difícil defenderlo públicamente. Para que el juicio no se convierta en un juicio contra el régimen, lo convierten en su chivo emisario. Estará en la capacidad de los abogados, en la movilización popular, convertirlo en un juicio contra un régimen. Creo que la movilización del lunes (6/8) fue importante porque estuvo todo el campo popular presente. Es la calle la que acusa al sistema, no sólo a los que apretaron el gatillo. El gobierno hace esfuerzos para que sea un hecho aislado, como la teoría del policía malo, para proteger a la institución.

-Frente a esto que decís, ¿cómo ves el intento de Pedraza de, por ejemplo, desde la cárcel votar a la CGT alineada con el gobierno?

-Supongo que es un intento de que lo apoyen. No sé si el gobierno lo apoya o no. Parecería ser que no le conviene tenerlo de aliado en este momento. Sí le conviene Gerardo Martinez, porque necesita una CGT adicta para enfrentar al moyanismo, a pesar de que quedó demostrada su complicidad con la dictadura. Ahora si el día de mañana Gerardo Martinez va a juicio, por ahí también le sueltan la mano.El sistema no funciona por amistades personales, funciona por intereses.

-¿Pedraza es un pez gordo o un perejil?

-Es un pez gordo porque representa el sistema de injusticias que nos rige. No era perejil hasta que cayó en cana. Se convierte en perejil cuando le sueltan la mano. Él fue el epicentro de toda la burocracia sindical desde la dictadura. Sin Pedraza y todo su aparato no hubiese habido privatizaciones. Hicieron fortunas, en fin, es una mafia importante ligada al gobierno, que ahora aparentemente toma distancia. Vamos a ver en qué medida pueda tomar distancia el gobierno. No es tan fácil para ellos.

-¿Qué significaría la perpetua a Pedraza para el desarrollo del clasismo?

-Sería una gran victoria si se lograra la perpetua a Pedraza, ganaríamos una batalla, no ganaríamos la guerra. Sería un impulso. Los sectores antiburocráticos avanzan. Se ve en los tercerizados del Roca, los trabajadores del subte, lo de Kraft. Es una verdadera maravilla. En el fondo es esto lo que se está juzgando, a uno de los responsables de la entrega del movimiento obrero. Que los antiburocráticos, juzguen a la burocracia no es poco. En mi programa radial he recibido a trabajadores tercerizados, y lo primero que manifestaban, antes de hablar contra la patronal, era su oposición al gremio. Hay que profundizar estas tendencias, porque sin organización, espontáneamente, no hay nada. Para eso están los partidos revolucionarios.

-Además los usuarios se ven perjudicados, incluso con accidentes ferroviarios de gravedad.

Claro. Para recuperar el ferrocarril, tiene que ser estatizado con control de los trabajadores.

-¿Cómo ve el desarrollo del juicio?

-Va a depender mucho de la habilidad de nuestros abogados.

-Hay un equipo de trabajo integrado por Claudia Ferrero, María del Carmen Verdú y del CELS.

-Las abogadas son muy buenas. Pero que esté el CELS no es bueno, porque es un apéndice del gobierno, forma parte de la cooptación que ha hecho el gobierno en casi todos los organismos de DDHH. Se que no es tan fácil tener al pueblo movilizado todos los días durante el juicio, pero por lo menos en los momentos clave hay que estar. Este es un juicio político, enteramente político. Sin dudas es un juicio político, se está juzgando un sistema.

 

Julieta

*Herman Schiller trabajó en la cátedra de Movimiento Obrero de la Universidad Popular de la agrupación de Madres de Plaza de Mayo, del que fue desplazado por ser crítico al gobierno nacional. Durante 13 años estuvo al frente de la conducción del programa “Leña al Fuego” por Radio Ciudad. Allí le dio espacio a las expresiones más combativas de la clase obrera. Por eso, el gobierno de Macri en diciembre del 2011 lo sacó del aire. El parlamento y colegas se pronunciaron contra su despido. Pero al empresario Pro no se le movió un pelo. Acciones judiciales sumadas a la acción directa son llevadas adelante para recuperar un espacio que es de Schiller, de sus compañeros y de todos los trabajadores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s