Lunes 6 de agosto, 8 horas, todos a los tribunales de Comodoro Py

Desde 1995, en la Argentina se han cometido más de 50 crímenes políticos. En su inmensa mayoría, las víctimas fueron trabajadores que luchaban por sus derechos. El de Mariano Ferreyra, que no ha sido el último, de algún modo concentra y resume todos los demás.

Mariano era parte de esa juventud que no ingresó en la política al abrigo de las prebendas del Estado sino, precisamente, en combate contra los atropellos estatales y patronales: la juventud del Argentinazo. Dirigente estudiantil, trabajador metalúrgico, estrenó su condición de luchador, de militante, en otra jornada de sangre: la del 26 de junio de 2002, cuando Maximiliano Kosteki y Darío Santillán fueron asesinados en el Puente Pueyrredón. Mariano tenía entonces 14 años.

De la misma manera, la lucha en la que Mariano fue asesinado resume y concentra todas las luchas de los trabajadores argentinos, especialmente de los jóvenes. La lucha contra las tercerizaciones, el trabajo en negro, los contratos basura. La lucha contra una burocracia sindical empresaria, gangsteril, mafiosa, que entrelazada con las patronales y el Estado –y protegida y amparada por ellos- ha encontrado su mejor negocio en la superexplotación de los trabajadores. La lucha, finalmente, contra las bandas criminales que tienen en la Argentina una larga historia, desde la Liga Patriótica a comienzos del siglo pasado hasta la Triple A y, ahora, las barras bravas y las patotas usadas de fuerza de choque por esa lacra infame que es la burocracia sindical.

Por eso, la movilización por justicia para Mariano y perpetua a sus asesinos es una lucha contra la impunidad criminal pero también es mucho más. Es una lucha del pueblo trabajador por pan, trabajo y libertad, es una lucha contra el régimen corrupto que lo asesinó a él y masacró a otros 51 trabajadores en Once. Es una lucha contra los burócratas que han llegado a un grado extremo de descomposición criminal. Es la lucha contra la policía del gatillo fácil que liberó la zona para que se produjera el ataque de la patota. Es la lucha contra la mafia estatal y paraestatal que está entregado el país a retazos.

Por todo eso, el lunes 6, a las 8 de la mañana, los trabajadores tenemos una cita de honor en los tribunales de Comodoro Py.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s